Pin It

Con motivo de la celebración tradicional de la Semana Santa, la Federación Colombiana de Golf informa al público que la operación del Campo Público de Golf de Bogotá será normal a excepción del jueves 13 y el viernes 14 de abril, días en los que no habrá servicio. Sin embargo, también se comunica que la operación del complejo deportivo será normal en los días restantes y en los horarios habituales.

Adicionalmente, informamos a todos los aficionados en el país que durante la Semana Santa la Fedegolf no tendrá atención al público en su sede administrativa, desde el martes 11 de abril y hasta el próximo lunes 17 de marzo a las 8:00 a.m.

La Fedegolf da a conocer a todos sus usuarios información relacionada con los horarios de atención, los servicios y la reglamentación del uso del Campo Público de Golf a continuación:

Ubicación: Bogotá, Colombia - Calle 64 No. 44 77
Teléfono de contacto: 6303329

Horarios de atención al público:
Lunes de 2 pm - 8 pm
Martes a viernes de 6 am – 8 pm
Sábados de 7 am - 6 pm
Domingos y festivos de 7 am- 5 pm
Martes después de festivo de 2 pm - 8 pm

Allí se ofrecen los siguientes servicios, con su respectivo precio al público:

Alquiler de canasta de bolas x 50: $8.500
Clase con instructor del staff: $36.500
Club de Fitting más 50 bolas: $47.000
Alquiler de locker: $1.000
Green fee de 9 hoyos: $13.500
Green fee de 18 hoyos: $19.000
Clase en campo: $42.000

En ambas locaciones, el valor del parqueadero es de $3.000 sin límite de tiempo, desde el minuto 16 de permanencia. Los primeros 15 minutos son gratis.

En el Campo Público de Golf, la lluvia no es excusa para dejar de jugar

Ante los duros temporales lluviosos que azotan a la sabana cundinamarquesa por estos días, la opción de practicar en el Campo Público de Golf de la Federación Colombiana de Golf en Bogotá toma fuerza. De acuerdo a los pronósticos del Ideam, el invierno se prolongará con fuerza hasta mediados del 2017, una situación que provocaría cierres en los diferentes clubes para preservar la salud de los campos de juego.

“Las opciones de práctica de golf en la temporada invernal se reducen dramáticamente, incluso los socios de los clubes tienen limitaciones, aun cuando son propietarios de su propio campo. Muchas veces se cierran los campos para evitar que se dañe el césped, y los campos de práctica son descubiertos. En ese sentido, nuestro campo de práctica tiene dos atributos que lo hacen único: lo primero es que tiene gateras cubiertas, de modo que el jugador ni su talega se van a mojar; la otra es que la superficie de práctica es en césped sintético, de tal forma que no se desgasta por la lluvia”, analizó el administrador del Campo Público de Golf, Javier Chaparro.

Una serie de atributos especiales hacen que la práctica del golf en el complejo de la Fedegolf no pare durante el invierno: “Nosotros tenemos una enorme ventaja que se debe a la propia configuración del terreno en el que se aloja el campo de juego. Los campos de Bogotá y sus alrededores se hicieron en terrenos naturales, mientras que el nuestro hubo que construirlo en una base de relleno sobre un potrero que recuperamos para la práctica del golf. Esta base es porosa y nos permite filtrar enormes cantidades de agua, que a su vez toman destino al canal natural de aguas lluvias que rodea el campo. Puedo decir con seguridad que tenemos el mejor drenaje de todos los campos de la zona”, continuó Chaparro.

“Además, nuestras instalaciones permiten disfrutar de una experiencia tranquila, con su vehículo bien cuidado, tenemos zona de cafetería para consumo de alimentos, una tienda con muchos artículos a la venta y un completo taller de reparaciones, en donde se pueden ajustar los ángulos de palos, cambiar los ‘grips’ y las varillas… De tal manera que mientras pasa la lluvia el cliente no se va a aburrir”, añadió Chaparro, quien también habló de la estrategia de golf infantil en tiempos de invierno:

“Cuando llueve, la alternativa de entrenamiento para la Escuela Infantil es la gatera cubierta, bajo la supervisión de los profesores. Normalmente se hace al aire libre, pero debemos tener en cuenta situaciones imprevistas como esa. De todos modos se mantienen los mismos horarios y las actividades programadas”.

Por último, Chaparro dio un parte positivo de la situación actual de contingencia frente al invierno: “La mayor preocupación que deberíamos tener en tiempos de lluvia es que nos coja sin preparación, pero hemos aprendido a conocer el campo en estas situaciones y prevemos. Hemos mejorado muchos los ‘greenes’, de tal manera que son menos vulnerables”.

Pin It